¿Tienes más de 30? Toma nota de estos consejos para cuidar tu piel

Apunta estos ‘tips’ de experto para que sigas una rutina de belleza acorde a estos años en los que tu piel empieza a experimentar ciertos cambios

1) La piel comienza a cambiar: El proceso de oxidación comienza sobre los 25 años, por lo que los 30 son claves para tomarse en serio el cuidado e intentar preservar la juventud, alargar el tiempo y refrenar al máximo los signos de envejecimiento.

2) Hazte con una rutina de belleza: Por la mañana y por la noche, dedícate un tiempo a ti misma, a mimarte y a reparar tu piel de los daños causados a lo largo del día. Con 10 minutos te valdrá para que vayan haciendo efecto los productos que utilices.

3) Limpieza antes y después: Lavarse el rostro, además de ser un placer, nos aporta la sensación de que la piel respira. Es el primer gesto a tener en cuenta para el cuidado de la misma. Para ello, debemos seleccionar una leche limpiadora como primer paso, seguido de un gel espumoso y, por último, una vez aclarados estos dos pasos, aplicar la loción hidratante. De esta manera, eliminaremos todas las impurezas para que cuando apliquemos los productos la piel esté receptiva, sin nada que bloquee su máxima absorción. Es lo que se llama ‘triple limpieza’.

4) De día, de noche: Diferenciar entre la crema de día y la de noche es muy importante, puesto que cada producto está adaptado a un momento del día y tiene unos efectos diferentes. La primera protege de la polución y agentes externos, mientras que la segunda se caracteriza por ser más regenerante y ayuda a esta acción en la piel, pues es por la noche cuando se produce la mayor regeneración de la misma.

5) A cada piel, su cuidado: Una regla de oro a la hora de comprar cosméticos. Es mejor poco pero eficaz para tu tipo de piel que utilizar muchos productos con pocos resultados. Si eres de las que usan pocos cosméticos, tus básicos serán: triple limpieza, contorno de ojos, crema (puede ser la misma para día y noche). Si, por el contrario, te gusta invertir tiempo y dinero en preservar tu juventud, tus básicos pueden ser: triple limpieza, sérum, contorno de ojos, crema de día, crema de noche y exfoliante.

6) Una alimentación sana y equilibrada: Nuestra rutina y comidas también afectan a la piel, especialmente cuando las descuidamos. El agua, las frutas o las verduras son una fuente perfecta para hidratar y aportar los componentes que necesitas para tener una piel mucho más cuidada.

7) Descansar un mínimo de 8 horas: Con la maternidad y las jornadas laborales es difícil conciliar el sueño o, incluso, dormir más de 8 horas. Defiende tus horas de descanso si quieres evitar que el paso de los años se note en tu rostro.

8) No abuses de los cosméticos: Ahora que el efecto nude está tan de moda, aunque siempre debemos tener en cuenta que la piel está más protegida cuando va maquillada. Por ello, elegir una base de maquillaje fluida o una BB cream a diario sería lo correcto, ya que son mucho más ligeras.

9) Cuidado con el sol: Vernos morenas nos produce una sensación de belleza, pero hay que tener cuidado. Existen muchos maquillajes que además de dar color, protegen del sol y son el aliado perfecto para cualquier época del año. Usarlos puede ser una buena forma de hacer un 2 en 1 con tu make-up diario.

10) Cosmética sin parabenes: Aprovecha que ahora puedes encontrar cosmética biotecnológica (lo mejor de la naturaleza y lo mejor de la ciencia para encontrar su eficacia), pues cada vez más las firmas de belleza apuestan por líneas de productos sin parebenes o siliconas, que tienden a cubrir los poros y terminan por ser perjudiciales. Úsalos y verás cómo, poco a poco, tu piel mejora visiblemente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *